Inicio » Destacado » Unab, U. de Iowa y Dirección Meteorológica firman convenio

Unab, U. de Iowa y Dirección Meteorológica firman convenio

Se trata de la marcha blanca de una herramienta predictiva que permitiría, en un futuro, adelantar hasta en tres días el pronóstico de episodios críticos en Santiago. El trabajo conjunto incluye transferencia tecnológica, recepción del modelo, capacitación para su operación y mejora del sistema.

Hace décadas que nuestra capital sufre de episodios críticos de contaminación. Las condiciones de ventilación de esta cuenca no ayudan, tampoco el aumento sostenido que ha experimentado el parque automotriz. Por eso, todos los esfuerzos para conocer cómo se comporta las fuentes contaminantes y las herramientas que permitan saber cuándo aplicar medidas de emergencia para mitigar la contaminación o detectar con anticipación estos episodios críticos, son bienvenidos.

Para crear un modelo eficiente de pronóstico meteorológico y de contaminación son necesarios muchos factores. Un equipo multidisciplinario de expertos nacionales e internacionales, tecnología de punta y una entidad dispuesta a trabajar con el nuevo sistema. Todos estos factores se conjugan en modelo de pronósticos WRF-Iowa, desarrollado por expertos de la Universidades IOWA, Universidad  Andrés Bello y U. de Chile. La entidad encargada de probar el modelo, será La Dirección Meteorológica de Chile (DMC).

Marcelo Mena, Director del Centro de Sustentabilidad UNAB y parte del proyecto, cuenta que se trata de un modelo meteorológico, acoplado con un modelo de trasporte de contaminante, desarrollado originalmente por la National Oceanic an Atmospheric Administration (NOAA) de Estados Unidos. El nuevo sistema contó con la participación del destacado experto mundial en pronósticos de aire, Gregory Carmichael de la Universidad de Iowa, y fue desarrollado por un equipo liderado por el ingeniero mecánico de la Universidad de Chile e investigador Center for Global and Regional Environmental Research de de la U. de Iowa, Pablo Saide.

Pronóstico más eficiente

El nuevo modelo computacional WRF-Iowa tiene una ventaja por sobre el sistema Cassmassi, que se usa hoy para predecir episodios críticos de contaminación: “Puede realizar simulaciones con varios de anticipación y saber por ejemplo, con tres días de anticipación cuándo podría empeorar la calidad del aire en Santiago”, explica Marcelo Mena.

Pablo Saide cuenta desde Estados Unidos, que este sistema primero resuelve la meteorología y el transporte de monóxido de carbono (CO) y luego es convertido en PM10 o PM2.5. “Esta transformación es a través de un modelo lineal el cual fue validado para Santiago usando observaciones de CO y PM de la red MACAM3. De la misma forma que un pronóstico meteorológico, el modelo es capaz de hacer un pronóstico de hasta 7 días, pero por ahora lo limitamos a 3 días ya que se está evaluando su capacidad predictiva”, asegura el ingeniero.

Saide agrega que este punto es de gran importancia, pues los estudios realizados por el equipo mostraron que las emisiones que juegan un rol importante en los episodios son las de los días anteriores. “Para tratar de evitar un episodio, agrega, las medidas de reducción de contaminantes deben ser tomadas con antelación, y no para el mismo día del episodio (como se hace ahora)”.

Cuenca de Santiago

El modelo WRF-Iowa, al no ser una caja negra como sí lo es el Cassmassi, permite estimar de dónde viene la contaminación, hacía dónde va en forma continua por toda la cuenca de Santiago. Además, las simulaciones de este nuevo sistema se realizan en clusters con múltiples procesadores que fueron financiados en parte por Fondecyt. Los resultados del modelo, que se encuentra en su marcha blanca, fueron publicados en la revista científica Atmospheric Environment.

Este jueves 9 de junio se realizó la ceremonia oficial de firmas del Convenio entre las Universidades Andrés Bello, Iowa y la Dirección Meteorológica de Chile. A la firma del acuerdo, que incluye transferencia tecnológica, recepción del modelo y capacitación en la operación y mejora del sistema, asistió el doctor Pedro Uribe, rector de la Universidad Andrés Bello, Rolando Kelly, Decano de la Facultad de Ecología y Recursos Naturales UNAB, Myrna Araneda, Directora de la Dirección Meteorológica de Chile y Alex Godoy, investigador del Centro de Sustentabilidad UNAB.

“Lo que estamos buscando es un modelo que no sea estadístico, sino dinámico. Ahora estamos en una etapa experimental y evaluando cómo funciona el modelo para validarlo. De ser exitoso estaremos en condiciones de presentarlo al gobierno como una alternativa al actual modelo de pronóstico de aire”, aseguró Myrna Araneda. Pedro Uribe, en tanto, destacó que este proyecto se enmarca en la misión de la UNAB de generar conocimiento para luego transferirlo a la nuestra sociedad y en temas tan relevantes como la contaminación.